Publicar Un Libro En Internet

Internet nos ha dejado muchas cosas positivas, incluyendo videos, música, periódicos virtuales, compras en línea, pago de facturas electrónicas y una gran cantidad de aplicaciones que sin duda, han mejorado nuestra calidad de vida. Pero tal vez lo más importante, a menudo parece pasarse por alto, siendo seguramente uno de los aportes más valiosos: los ebooks.

El mundo ha cambiado gracias a Internet. Hoy podemos publicar de la misma manera que lo hacen los grandes autores. La publicación de un libro ya no es un reducto inexpugnable como antaño. Con el paradigma anterior -tan aceptado como ridículo en muchas ocasiones- aun si un libro era bueno, debía pasar por decenas de filtros hasta llegar a captar el interés de una importante editorial. En ese camino, participaba un montón de gente que probablemente nada tenía que «pintar» allí. Obviamente no todos, pero sí muchos de ellos.

Esto podrá sonar duro e incluso irritante para un gran número de intermediarios dentro de la industria. Pero existe y es real. Muchos expertos dedicados a la tarea de colocar el pulgar para arriba o pulgar para abajo como el César, podrían «intuir» basados en su vasta experiencia, que la información no es comercializable cuando en realidad lo es. Ha sucedido y seguirá sucediendo: se equivocan muy a menudo. Y si no, bastaría con preguntarle a JK Rowling o al mismo Gabriel García Márquez, entre otros cientos de escritores. Es cierto, sabemos quien manda en la industria, pero aun así, no es una razón válida para que un trabajo no pueda ver la luz y ser publicado como merece.

Desde «Cien años de soledad», de Gabriel García Márquez, a «En busca del tiempo perdido» del genial Marcel Proust (el de la magdalena) hasta «Lolita», la obra maestra de Vladimir Nabokov, pasando por «La Familia de Pascual Duarte» de Camilo José Cela, grandes obras de grandes autores, fueron sistemáticamente rechazadas por expertos editores. A Dublineses, de James Joyce, le dijeron no, más de veinte editoriales. Pero no hay que ir tan lejos en el tiempo. A la escritora JK Rowling le rechazaron en más de una decena de ocasiones su primer manuscrito de Harry Potter. Finalmente la editorial Bloomsbury lo aceptó gracias a los ruegos de la hija pequeña de su editor jefe. Un escritor debería ser libre de escribir lo que realmente quisiera, sin tener que ser influenciado por un editor, un publicista o cualquier otro individuo. A diferencia de una gran cantidad de autores famosos promovidos por las grandes editoriales, los autores de libros electrónicos son a menudo muy accesibles y dispuestos a responder las preguntas que los lectores puedan tener acerca de su libro.

publicar un libro

Pero como te dije antes, el mundo ha cambiado gracias a internet. Un ebook o libro digital, se compra directamente desde la web y se descarga de forma inmediata a tu equipo. Puedes leerlo en la misma pantalla de tu computadora, llevarlo a tu dispositivo móvil de lectura o simplemente imprimirlo. Puedes aumentar el tipo de letra, transferirlo a un pendrive o cualquier otro sistema de almacenamiento para leerlo cuando tengas tiempo. La mayoría de ebooks vienen con una garantía de devolución de dinero y también suelen entregarse con varios regalos (bonus) adicionales. Y lo mejor: puede ser publicado de manera independiente por su mismo autor.

Si has pensado en publicar un libro… estás en la época perfecta. No la desaproveches.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*