Poniendo Mi web A Producir

Con la colaboración de TecnicasInfalibles.Com


Poniendo Su Web a Producir

Si bien es posible que usted ya tenga en mente un producto o servicio para ofrecer en Internet, queremos en este apartado brindar algunas ideas que pueden aclarar su panorama y abrir la imaginación de quienes aun no tienen clara su actividad en la red.

Existen muchas maneras de producir dinero desde una página web. A grandes rasgos vamos a atrevernos a dividirlas en cuatro categorías:

  • Comercializar directamente su propio producto o servicio [*]

  • Comercializar directamente productos y servicios de terceros

  • Distribuir mediante afiliación productos y servicios de terceros

  • Captación de clientes mediante programas de afiliación

[*] De estas cuatro modalidades no podemos tener dudas sobre la que mas beneficios produce: la comercialización de productos o servicios propios. Y es lo que en realidad fomentamos desde nuestro sitio.

Incluso si hacemos un sencillo análisis comprobaremos que nutre a las tres restantes. Pero debemos reconocerlo: no es tarea fácil para quien recién se inicia en el mundo de Internet, producir un producto ya mismo. Aportaremos aquí algunas ideas en cuanto a productos y servicios propios y luego pasaremos directamente a las diferentes formas de comercialización.

En principio cualquier producto o servicio existente en el mercado tradicional es candidato a poder ser comercializado mediante Internet. No obstante existen algunos aparentemente más productivos que otros. Los productos que podemos comercializar mediante suelen dividirse en:

  • Productos tangibles

  • Productos no-tangibles

Los productos tangibles son los que deben pasar por un proceso de empaquetado y envío. Teniendo en cuenta el alcance de Internet, este costo puede ser elevado. En muchos casos si el valor del producto es muy pequeño es verdaderamente difícil competir con los establecimientos tradicionales.

Un producto tangible sería por ejemplo: un libro impreso.

Debido al costo de manejo y envío el producto suele encarecerse notablemente. Pero a favor, recordemos que muchos gastos comerciales habituales como pueden ser gastos de alquiler o necesidad un mayor número de empleados para atención directa, desaparecen o son menores para el “comerciante virtual”.

Es usual que se produzca un descuento en el precio del artículo que compense los gastos de embalaje y envío, incluso en algunos casos se mantiene el precio y no se carga al cliente por la entrega. De esta manera hoy en día el comercio virtual ya se encuentra en saludables condiciones que le permiten competir con el comercio tradicional.

El caso mas conocido de productos tangibles comercializándose en Internet son los libros. En los albores del comercio electrónico la empresa Amazon fue la pionera en vender este tipo de artículos desde la que por cantidad de referencias podría ser hoy la librería mas grande del mundo. Con tiempos mejores y otros no tanto, pero en franco ascenso, Amazon se ha consolidado hoy como una gran empresa a nivel mundial y comercializa una gran gama de productos además de libros. El prestigio de Amazon ha crecido hasta ponerse a la par de cualquier empresa tradicional y sin dudas la visión y tenacidad de Jeff Bezos es un ejemplo a tomar en cuenta por cualquier comerciante virtual.

En nuestro sitio nos concentraremos exclusivamente en los productos no-tangibles, más precisamente en productos digitales descargables via internet.

Un producto no-tangible sería por ejemplo: un libro digital o "ebook".

Los productos no-tangibles, mas conocidos como “productos digitales” son aquellos que pueden entregarse a través de la propia red, mediante un archivo adjunto o descarga desde el propio website. Productos no-tangibles son programas de software, juegos, libros electrónicos (ebooks), imágenes, suscripciones, entre otros. Muchos comerciantes virtuales prefieren este tipo de artículos por su bajo o nulo costo de distribución.

No requieren gastos de manejo, envío o almacenamiento y suelen tener por tanto un excelente margen de beneficios. También tienen la ventaja de poder ser entregados de forma instantánea luego de ser abonados.

Actualmente han surgido nuevos gurús del comercio electrónico, con ideas frescas e innovadoras. Si los últimos 20 años del siglo XX fueron conocidos como “la era de las franquicias”, estos primeros años del siglo XXI parecen consolidarse como la era del “programa de afiliación”.

El programa de afiliación es una modalidad de comercio que ha tenido en Internet su mejor y principal aliado. Programas de software cada vez mas complejos hacen de este sistema de ventas un éxito abrumador.

¿Cómo funciona? Las empresas reclutan cientos y miles de afiliados a través de sus propios websites y estos ofrecen sus productos utilizando enlaces asignados, cuando una venta se produce desde dicho enlace, automáticamente es acreditada a la cuenta de su propietario. Lógicamente los afiliados deben contar con un sitio en la red. Si usted lo tiene, puede ser un afiliado en pocos minutos.

Básicamente cualquier persona que se sienta con un determinado potencial de recomendar con éxito un producto o un servicio es bienvenido en la mayoría de compañías. El acceso generalmente es gratuito y el comienzo prácticamente inmediato.

¿Recuerda la última vez que recomendó aquel restaurante o aquella película de cine?

Ahora usted puede cobrar por esa actividad... si, ¡así como lo oye! Cobrar por recomendar un producto a un amigo, a un conocido, a un cliente o ¡a cualquiera que visite su web!. Generalmente usted recibe su cheque al llegar a un mínimo estipulado, digamos U$D 25 y los cheques comienzan a llegar a su propio domicilio mensual o quincenalmente... en cualquier parte del mundo que se encuentre.

Si... solo por recomendar productos y servicios desde su web. ¿En contra? Miles de personas estarán compitiendo con usted en la captación de clientes. ¿A favor? Si logra que su sitio sea muy visitado o cuenta con un entorno social importante, estará cobrando su cheque quincenalmente ¡sin siquiera mover un dedo!

Por supuesto que lograr que su sitio web sea visitado no es tarea fácil, pero para ello hemos preparado para usted un capitulo muy especial en este reporte.

¡Yo quiero comercializar mi propio producto digital!

¡Pues bien! Digamos que usted tiene un producto propio y es exclusivamente lo que desea comercializar. En este caso también puede utilizar el sistema de afiliados en su beneficio.

¡Otros recomendarán sus libros y productos digitales a cambio de una comisión!

Ellos ganarán y ¡usted ganará!  Esto en inglés se llama estrategia win-win.

Luego de un período de reticencias –de quienes que se resisten al cambio- los programas de afiliación se han convertido en elemento imprescindible en la comercialización de cualquier producto o servicio mediante Internet. Es difícil hoy en día encontrar empresas tradicionales y no tradicionales presentes en Internet que no ofrezcan este tipo de incentivos.

¿Cómo cobrar mi propio producto digital en internet?

Hoy en día aceptar tarjetas de crédito en internet es simple a través de empresas que proveen el servicio completo a cambio de una pequeña comisión.  Tal vez ya haya oído hablar de la empresa líder en el mercado para este tipo de servicios: Clickbank.

Green Single Left Arrow Set Clipart