twitter  

Mi Libro No Se Vende ¡Maldita Crisis!

Entonces ¿Por qué algunos libros continúan vendiéndose como pan caliente incluso en una crisis económica? ¿La crisis solo afecta a algunos?



Muchos escritores se quejan a diario: "¡Esta crisis! Mis libros no se venden por culpa de la crisis! ¡Nadie lee con esta crisis!"

Crisis, crisis y más crisis. Solo oímos hablar de crisis.

Pero si entras en la librería de Amazon y echas un vistazo a los libros más vendidos encuentras que autores como Marcos Chicot, Unai Ramos, Esteban Navarro, Ezequiel Teodoro, Eva García Sáenz... triunfan y lideran las ventas de Kindle en español. ¿Es que para ellos no hay crisis?

La realidad es que la gente no deja de leer debido a las crisis. Las crisis son parte de un ciclo. No lo uses como excusa. Tal vez has leído o escuchado alguna vez la conocida frase de Bertot Brecht que dice:

"Hay hombres que luchan un día y son buenos; otros luchan por un año y son mejores. Hay algunos que luchan por varios años y son muy buenos. Pero están aquellos que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles."

Me encanta. Quiero que pongas manos a la obra. Si, ¡en medio de la crisis!

¿Cuando muere un libro? Cuando la gente deja de hablar de él. Nuestro objetivo es: evitar a toda costa que esto suceda. Alguien afirmó una vez con un dejo de ironía: "Para tener ventas diarias, vende todos los días".

¿Has intentado vender tu libro todos los días? ¿O te refugias en la crisis?

Publicar tu libro no es el último eslabón de la cadena. Es el primero.

Una vez que has publicado, comienza la tarea.

Hoy quiero dejarte cinco consejos para que incluyas en el plan de mercadeo de tu ebook. Quiero que rompas con ese concepto de que es la crisis la que está afectando la venta de tu libro o retrasando tus publicaciones.

Si estás frenado, quiero que ya mismo comiences a moverte.

Ya hablamos de la importancia de contar con un sitio web propio o blog.
Y por supuesto también lo hicimos sobre estar presentes en las redes sociales.

¡Actívate!

1. Publica contenido a diario en tu sitio web

Escribe para tus lectores. No te conformes con venderles tu libro. Publica más
contenido sobre tu temática. Responde sus consultas. Interactúa con ellos. Háblales sobre tus proyectos y siguientes lanzamientos. ¿Lo estás haciendo? ¿Qué tal tu cuenta de Facebook, de Twitter, de Google+? ¿Las tienes funcionando a pleno?

Los libros no se venden solos.

2. Busca fuentes de generación de tráfico constante a tu sitio web.

Para que tu sitio web o blog permanezca vivo, debe recibir tráfico a diario. Escribe artículos que generen vínculos a tu sitio y publícalos en diferentes sitios de la red. Colabora con periódicos, blogs y revistas a cambio de estos enlaces.

Desarrolla un boletín de noticias para mantenerte en contacto regular con tus lectores y potenciales clientes.

Ofrece información gratuita para educar, atraer y motivar a tu público.

Realiza algún evento mensual, la entrega de un reporte en PDF, un audio en MP3 o un webinario en Google Hangout.

Mantén activas tus redes sociales.

Utiliza tu creatividad y tu imaginación.

3. Crea una lista de suscriptores con tus lectores.

Periódicamente envíales novedades y noticias de los diferentes eventos en los que estarás presente, tanto a nivel local como en internet. Anímalos a participar.

Es buena idea ofrecer un regalo a aquellos visitantes que decidan suscribirse a tu
lista. Una vez la construyas, debes ser constante y perseverante. Esa es la manera
de aumentar tu credibilidad y fomentar una poderosa relación con tus clientes.

Crea un mensaje automático de bienvenida y luego si lo deseas, escribe personalmente a aquellos que te dejen comentarios o sugerencias. Recuerda aquello de que un lector trae a otro lector. De hecho, es en el boca a boca que se crea el mejor sistema publicitario para un escritor.

4. Genera mucho material de mercadeo

Puedes preparar varios artículos con información adicional sobre tu obra, editarlos en PDF y enviarlos de forma exclusiva a tus suscriptores. Por ejemplo, si escribes ficción, alguna situación inédita de alguno de los personajes de tu novela. Si has publicado un manual práctico, una serie de trucos o consejos. Grabar algún video también es una buena idea. Puedes utilizar YouTube para colocarlo en la red y es totalmente gratis. Crea un colorido folleto con tu imagen, la carátula de tu libro y presenta una conferencia en algún club, sala o colegio de tu ciudad, aunque tu libro sea digital, puedes imprimir algunos ejemplares para la ocasión. Graba el evento y luego publícalo en internet.

Y lo más importante:

5. Haz de la comercialización de tu libro, un hábito.

El mercadeo de tu ebook y tu imagen como escritor debe convertirse en un hábito sin pausa, desde hoy... para siempre. Cada día de tu vida es una nueva oportunidad para promocionarte como autor.

Crea un calendario o agenda que especifique qué actividades relacionadas con el
mercado vas a realizar, plazos y frecuencia. De esta manera lograrás crear una
rutina de trabajo a la que dedicarás al menos una hora al día, independientemente
de tu trabajo como escritor.

Deja de tratar tu actividad como un pasatiempo. Desde el momento que publicas un libro, te conviertes en un autor profesional. Eres un escritor, eres una escritora.

Programa todas tus actividades de mercadeo, no lo dejes para cuando tengas un tiempo libre. Esto incluye: redacción de artículos, generación de tráfico, interacción con tus lectores, actualización de tu sitio, grabaciones, entrevistas, teleseminarios, etc.

¿Te he abrumado con tanto trabajo? :-) No te preocupes. Una vez te organices, será muy simple. Eso si, comienza ya. Ponte en acción. Prueba con estos consejos y verás como la crisis comienza a resolverse sin tener que esperar a que se recupere la economía mundial.

Aplica la consistencia al mercadeo de tu ebook y al de tí mismo como escritor.

Después me cuentas.

Un abrazo. y muchos éxitos.

Javier Carbajal

 

 

Déjame tus comentarios :-)

 

 

Nombre:
Email:

Nota: Respetamos totalmente su privacidad y nunca venderemos o compartiremos su dirección de email con Nadie. Usted puede desuscribirse en cualquier momento. Sin preguntas. Sin explicaciones.

¡Te Espero Con Muchas Sorpresas!